miércoles, 10 de abril de 2013

                                      María Santísima de la Soledad

Alrededor de las 12 de la noche la lluvia arreciaba en el cielo de la localidad, por lo que los hermanos de la Soledad no pudieron salir en procesión, aunque acompañaron a María durante los rezos dentro del templo.




  

                              Nuestro Padre Jesús Orando en el Huerto

El trono de Nuestro Padre Jesús orando en el Huerto iba acompañado por la Escuadra de Gastadores de la policía aérea de la base aérea de Málaga, autoridades de las diferentes cofradías del pueblo, fuerzas aéreas y Guardia Civil de Álora, además del Alcalde, José Sánchez. El inicio de la procesión transcurrió con normalidad, pero al comienzo de la subida por la calle Camino Nuevo unas gotas de lluvia hacían saltar las alarmas de los presentes. La lluvia se hizo presente y provocó que los responsables de la cofradía decidieran volver a casa, no sin antes prevenir posibles daños cubriendo con un plástico las imágenes y el trono.







 
                                         María Santísima de las Ánimas

Desde Las Torres, María Santísima de Las Ánimas salió pasadas las nueve de la noche, acompañada del único sonido de un tambor y por una larga fila de penitentes y devotos. Unas leves gotas de agua y tras varias llamadas a la Agencia de Meteorología del Aeropuerto, hicieron que la vocalía decidiera no continuar con su recorrido y resguardarse en la Iglesia de la Encarnación apenas una hora después de su salida.


                                          Nuestra Señora de la Piedad

La cofradía de La Piedad retrasó un poco su salida por la amenaza de lluvia. Finalmente, salió de la Iglesia de la Veracruz y pudo completar su habitual recorrido acompañada por la Banda Municipal de Música y numerosos fieles.
                              La Despedia

A las diez, Jesús Nazareno de las Torres y María Santísima de los Dolores Coronada salían en recorrido oficial por las calles de la localidad. Jesús Nazareno estuvo acompañado por la Brigada Paracaidista delante y por la Banda de Cornetas, Tambores y Música detrás, y Dolores por La Legión, cuya entrada en la Fuente Arriba fue esperada por cientos de vecinos y cofrades a primera hora de la mañana.
Alrededor de las tres de la tarde tuvo lugar el emblemático acto de La Despedía, este año con una hora de retraso sobre su horario habitual, debido a un accidente ocurrido con la caída de un balcón en la Plaza Baja, donde por suerte no hubo que lamentar males mayores. En este acto, los portadores de trono de Jesús Nazareno y Dolores Coronada, frente a frente, se arrodillaron tres veces a modo de despedida ante la atenta mirada de miles de asistentes que no quisieron perder detalle de esta manifestación religiosa de espectacularidad singular.
Tras este momento tan especial los miembros de la Brigada Paracaidista cogieron el trono de Jesús Nazareno a hombros y para subirlo a paso ligero hasta su ermita en el cerro de Las Torres, seguidos de cientos de fieles, mientras María se despide de su hijo al final de la calle Ancha, para ser llevada después hasta su templo por sus portadores, acompañada por numerosos devotos.



                La Pollinica y Virgen del Amparo 

Una vez llegada la hora prevista, los tronos de Nuestro Padre Jesús a su entrada en Jerusalén y María Santísima del Amparo Auxiliadora salieron por la puerta del templo para procesionar por las calles de Álora en su recorrido habitual. Este año, los portadores del trono de Jesús estrenaban túnicas de color Burdeos, emulando el color de la túnica que viste la imagen de Jesús, mientras que los portadores de la Virgen del Amparo vestían las tradicionales túnicas blancas.

Tras su recorrido habitual, se produjo el encuentro extraordinario en la Plaza Fuente Arriba de las imágenes de esta cofradía con la imagen del Cristo de la Columna, hecho emotivo para todos los presentes que se deleitaron con las mecidas de los tres tronos a modo de saludo. A continuación, las imágenes continuaron su camino de vuelta al templo, donde realizaron su encierro. Poco después la lluvia hacía su aparición, desluciendo la tan esperada tarde del Domingo de Ramos a pesar de haber respetado la procesión de La Pollinica.

          Santísimo Cristo Resucitado
La parroquia de la Encarnación ha acogido hoy la misa Dominical, donde se recuerda de una manera especial la Resurrección de Cristo. Se enciende el Cirio Pascual, que representa la luz de Cristo resucitado y que permanecerá encendido hasta el día de la ascensión. Algunos niños ya preparados han recibido la primera Comunión en esta mañana de resurrección.

Tras la Eucaristía, las previsiones de lluvia han motivado la suspensión del desfile procesional del Santísimo Cristo Resucitado. La Hermandad no ha podido salir a la calle, pero sñi han podido “mecer” a su titular bajo el techo de la parroquia, acompañado por la Banda Municipal de Música, cofrades y autoridades


                          Santo Entierro
       
Santo Entierro salió a las calles de Álora, pero la amenaza de lluvia les sorprendió en la PlazaFuente Arriba y provocó su vuelta precipitada a la Iglesia de la Encarnación. La procesión estuvo acompañada por una amplia comitiva compuesta por el alcalde de Álora, José Sánchez; el hermano Mayor, Francisco Fernández; el párroco Francisco Sánchez, y hermanos mayores de las distintas cofradías, entre otros.
Alrededor de las 12 de la noche la lluvia arreciaba en el cielo de la localidad, por lo que los hermanos de la Soledad no pudieron salir en procesión, aunque acompañaron a María durante los rezos dentro del templo.
                Jesús Atado a la columna

Tras las inclemencias meteorológicas de la tarde del sábado, que obligaron al Cristo de la Columna a quedarse en el templo, su tradicional salida procesional se produjo el Domingo de Ramos a las cinco y media de la tarde, acompañado por las marchas procesionales de la Banda de Cornetas y Tambores de Jesús Nazareno, cientos de fieles y numerosos hermanos de la vocalía. Este año, la imagen estrenaba columna por las calles de Álora, ya que el año pasado la lluvia les impidió hacerlo.La procesión continuaba con su recorrido habitual mientras las nubes iban haciendo acto de presencia, hasta que al llegar de nuevo a la Plaza Fuente Arriba, esperando encontrarse allí con Nuestro Padre Jesús Orando en el Huerto, comenzó la tan temida lluvia, lo que obligó al Huerto a regresar a casa desde el Camino Nuevo, no sin antes recibir un ramo de flores en señal de respeto y agradecimiento de parte de la Vocalía de la Columna, que fue entregado por el Hermano Mayor de la Hermandad de Jesús Nazareno, Paco Fernández.


                                               San Juan
Mientras los tronos de Jesús Nazareno y Cristo de los Estudiantes llegaban a la Plaza Baja, Amor y San Juan aguardaban en el interior de la Iglesia de la Encarnación para realizar su tan esperada salida procesional en la noche del Jueves Santo, ya que parecía que al fin este año, la lluvia no haría acto de presencia y las imágenes podrían lucirse por las calles de Álora.

A la hora fijada, el trono salía del templo rodeado de numerosos nazarenos vestidos con túnicas verdes y rojas, y vistiendo la tradicional faraona que les cubre el rostro. 
                                     Cristo  de los Estudiantes

El Santísimo Cristo de los Estudiantes hizo su salida procesional, en la noche del Jueves Santo, desde el Castillo de las Torres, acompañado por la Banda de Cornetas, Tambores y Música de la Archicofradía de Jesús Nazareno. Pocos minutos mas tarde, que el Nazareno comenzara a bajar las torres, el Crucificado salía portado por los estudiantes.


Numerosos jóvenes penitentes se sumaron este año para acompañar a este titular, para recordar y rogar por el alma de Mónica Gómez. Tanto el trono, como los portadores mostraban un lazo negro como signo de luto por esta joven estudiante fallecida. El Crucificado realizó el recorrido bajo un cielo totalmente despejado de nubes, pudiendo llegar a buen término como el Nazareno de las Torres, sin riesgo de lluvia.

                     María Santísima de los Dolores Coronada

        Como siempre la última pero no por ello menos esperada, la Virgen de los Dolores hace su salida en torno a las diez de la noche. Esta vez, al deseo de verla después de varios años de nuevo en la calle, se suma la expectativa por ver el nuevo traje color capote que lucirá en su salida procesional.
     
 
Tras su salida, los portadores de trono mecieron la imagen a las puertas del estanco de la Plaza Baja, dónde Antonia Contreras brindó una saeta a la Señora de Álora. Durante toda la noche la procesión transcurrió por su recorrido habitual, para culminar con el encierro en la Iglesia de la Encarnación, donde los hermanos de su cofradía la preparan para despedir a su hijo en la mañana del Viernes Santo.

jueves, 4 de abril de 2013

                                 Jesús Nazareno de las Torres


     Jesús Nazareno bajó del Castillo Árabe de Las Torres hasta la Plaza Baja de La Despedía acompañado por la Brigada Paracaidista.
 
          Como cada Jueves Santo, una gran multitud aguardaba, en la plaza baja de la Despedía, la bajada de los titulares desde las Torres.La cantaora de la localidad Antonia Contreras, dedicó una saeta al paso de Jesús Nazareno, con la misma pasión que lo hace siempre.desde un balcón situado enfrente de la Parroquia de la Encarnación.Tras recorrer las calles y plazas de la localidad, el Nazareno de las Torres se encerraba en la Parroquia de la Encarnación, situada en la Plaza Baja